Caplitulo 8

Capitulo 8

 ¿Y quien es él?, ¿A qué dedica el tiempo libre?

 Es norma de práctica policial no interrogar a una persona a solas, es obligatoria la presencia de dos agentes para un interrogatorio o visita domiciliar . De esta forma Pili y Kiko empezarían por la última planta para luego ir bajando hasta el entresuelo acabando con Demóstenes.

 Es un edificio de siete plantas. Con dos apartamentos por planta que se distribuyen a izquierda y a derecha de los ascensores. El domicilio del asesinado era el quinto derecha.

 Empezaremos por la derecha-insinuó Pili sin encontrar oposición por parte de Kiko que llevaba en la oreja derecha un auricular que parecía un comunicador de la línea policial pero era, en realidad, la retransmisión del partido del siglo retransmitido por la emisora nacional.

 Séptimo derecha: Marianela Juarez. Colombiana, Soltera, asistenta. Trabaja toda la semana y sólo vive aquí los sábados y domingos por la mañana. Trabaja para los González-Coria a dos manzanas de aquí, en los chalets de lujo de  Mirapuertas. Entonces siendo hoy miércoles, lo más normal es que no esté. Después de tocar el timbre abrió la puerta un hombre menudo, enjuto y de pelo lacio, moreno de piel y el pelo azabache.

 -Usted no es Marianela Juarez- dijo Kiko

 -No, ella no se encuentra

 -¿Vive usted aquí? – Preguntó Pili

 -¿En España no enseñan las placas?. Conozco mis derechos.

 -No , en España llevamos estos uniformes para que no sea necesario enseñar las placas. Conteste, no se me haga el listo.

 -Sí, vivo acá. Soy el hermano de Marianela.

 Acercándole una fotografía mía tumbado sobre la cama con un mal color de cara preocupante Pili le pregunta

 -¿Conoce usted a este hombre?-

 -Bueno, así tan muerto casi no lo reconozco pero yo diría que es el vecino del quinto derecha aunque así , sin corbata y sin gafas pierde mucho. Pero ese tatuaje en el hombro es suyo, sin duda. Alguna vez lo observé desde mi ventana dándose un chapuzón en la piscina. Es un tatuaje curioso. Sólo pone “Amor de madre”.

-Si, era muy típico de legionarios, militares y policías. ¿Puede decirnos cuándo fue la última vez que lo vio con vida?-

 -No.

 -¿Porqué?

 -Por que nunca salgo de este apartamento.

 -¿Nunca?

 -No, nunca

 -y ¿en qué trabaja?

 -En mis labores

 -Y ¿cuales son sus labores?

 -Observo.

 -¿El qué?

 -Todo lo que pasa

 -¿Y?

 -Espero a que lleguen de Andrómeda en sus diez mil naves para salvarnos a todos.

 -¿Y nunca sale?

 -No…, por si me lo pierdo, ¿sabe?

 -Comprendo.

 -Ha sido usted muy amable, procure no salir de la ciudad y mucho menos del planeta sin comunicarlo a la policía.

 -No voy a salir. No puedo salir de este apartamento. Ya sabe

 -Si , por si vienen.

 -Eso.

 -¡Goool!- exclamó Kiko dando un saltito, haciendo un gesto con el puño cerrado.

 -Mierda de fútbol. Porqué no tendré yo un compañero como Roque que odia el fútbol y todos los deportes y sabe de criminalística como nadie. Aprendería tanto con el…

 Pili tomó la decisión de hacerse policía viendo una serie de televisión. Luego descubrió que los malos de verdad no son como los de la tele, y que la gente se muere sin poder reengancharse a otra serie.

 Cuando Pili era niña –de lo cual no hace tanto- se enamoró perdidamente de su primo Asdrúbal que era policía local en el pueblo y varios años mayor que ella. Por cierto, a Asdrúbal tampoco le gustaba el fútbol. Cuando se lo encontraban por la calle del pueblo , Asdrúbal la saludaba llevándose la mano derecha a la visera de su gorra y diciéndole “señorita, el cuerpo a su servicio”. Esto la dejó marcada para siempre. Asdrúbal nunca supo de ese amor y se casó con la secretaria judicial.

 El padre de Pili –enterrador- murió de un sobreesfuerzo quedando su puesto libre y la familia desvalida. La señora Adela, su madre, hizo de enterradora desde entonces y hasta que sus piernas pudieron subir la cuesta que llegaba al cementerio.

 La madre de Pili enterró a su marido que era, también, el padre de Pili, una tarde de sábado.

 Los entierros de los sábados por la tarde dejaban a Pili sola en casa. Se aficionó a las series de Televisión y a las novelas de Agatha Christie. Era capaz de seguir ambas tramas al mismo tiempo. De hecho llegó a la conclusión de alguno de los crímenes antes que el guión. Lo mismo daba, de la serie o de la novela.

 Fue entonces, en esa ratificación de su sagacidad cuando decidió ser policía.

 Y aquí está, aguantando a un pelotudo.

 -Mierda- Dijo Kiko

 -¿Os han marcado?

 -No. Se me acabaron las pilas.

 -Bendita sea la tecnología arcaica de los electrodos.

 -Espera, le pediré al marciano, seguro que tiene un stock de pilas almacenadas.

 -Si mueves un pie hacia la puerta del marciano yo misma te introduciré las pilas por semejante sitio que sea necesario una lavativa para extraértelas o bien una purga.

 -10-4

 -¿Quien sigue?-preguntó Pili.

 Kiko había optado por permanecer ese día en un segundo plano dejando a su compañera toda la iniciativa del día.

 -Alexander Borniukov, Sevillano, treinta años, viudo , barrendero y tasador de fincas. Todos le llamaban Yuri.

 -¿Borniukov?

 -Si. No suena muy sevillano , ¿verdad?

 -Quizá se haya nacionalizado sevillano, o quizá sea hijo de extranjeros.

 -Sí, quizás.

 Al presionar el automatismo de llamada suena ¡O Chichornia!  Interpretada por el coro de los soldados rusos en concierto en una aldea cálida de la Estepa.

 La puerta se entreabre dejando un filo de luz por el que un ojo los escudriña.

 -¿Si?

 -¿Usted no es natural de Sevilla, verdad? – Preguntó a bocajarro Kiko

 -¿Cómo?

 Acercándole la fotografía Pili le pregunta si me reconoce.

 -Es el vecino del quinto; pero la última vez que le vi tenía mejor cara…… ¿qué han hecho con el cuadro?

 -¿Qué cuadro?

 -El que tenía justo encima del cabecero de la cama. Era un Sigfrido

 -¿Un qué?

 -Un auténtico Sigfrido Dueñas. Precioso.  En una ocasión me preguntó si conocía a alguien que pudiera valorárselo. Le presenté a mi primo, Manuel Ayala, tasador de arte y fontanero.

 -Comprendo… y ¿en cuánto se valoró?

 -No tengo ni idea, puedo darle una tarje de Manolo y ustedes ya le preguntan, no me gusta verme inmiscuido en ningún asunto policial.  No es bueno para mi negocio. Por cierto, ¿saben si la casa del finado está a la venta?.

 -De momento no. No sabemos si tenía familia

 -Bueno su hijo vive en el centro. Es inspector de hacienda y pintor.

 -¿no tendrá usted…..

 -Si, creo que tengo por aquí su dirección y su teléfono. Un momento- Cierra la puerta volviendo al cabo de unos minutos. Aquí tienen, pero no le digan que se la di yo. No es bueno para mi negocio tener en contra a un inspector de hacienda.

 -Dígame… ¿Cuándo le vio por última vez?

 -La verdad es que con mi primo tengo mucha relación por teléfono pero en persona es que no nos soportamos, es como si no fuéramos de la misma familia.

 -No. Me refiero al muerto.

 -Ayer

 -Ayer, ¿cuando?

 -Por la tarde. Creo que había terminado su turno en Comisaría y volvía a casa. Lo digo porque llevaba los zapatos en la mano. ¿Sabe? No le gustaba conducir con zapatos y cuando volvía a casa antes de subirse al coche se quitaba los zapatos para no ponérselos más hasta el día siguiente.

 -Parece que lo conocía usted muy bien.

 -No, en absoluto, pero es bueno para mi negocio llevarse bien con la policía.

 -Comprendo.

 -¿Le dijo algo?

 -Bueno si, cuando le vi le pregunté por cortesía cómo se encontraba y me contestó “Estoy matao Yuri”. Imagino que se era una forma de hablar.

 -Curioso y predictivo. Le ruego señor Borniukov que no abandone la ciudad y mucho menos el país mientras dure la investigación.

 -No tenía intención de marcharme a ningún sitio, está la crisis como para hacer turismo….

 Quitándole bruscamente uno de los auriculares Pili le dijo a su compañero que avisara a central para que mandaran una patrulla al domicilio del hijo del muerto. Probablemente todavía no supiera que su padre había muerto.

 –       10-4 central.  Que dicen que mandan un ceta.

–       Bajemos al sexto.

 Kiko bajó en el ascensor, Pili lo hizo por la escalera. Siempre estuvo muy concienciada con el cambio climático y el ahorro de energía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s